Tras recorrer 1,5km de la ruta de la Castañal (Senda del Lobo) nos encontramos con el cercado en el que se encuentran 3 ejemplares de lobo ibérico: Belmon, Tino y Aullador.

El cercado abarca casi 7.000 m2, y cuenta con una doble valla que permite el descanso de los lobos. En los dos extremos se localizan miradores a los que se accede con las guías para poder observarlos mejor. En función de las circunstancias del grupo, el tiempo y otros aspectos que tienen en cuenta las guías, se podrá acceder al pasillo entre la doble valla para poder ver de cerca a estos lobos.

En este momento debemos ser muy respetuosos: conoceremos la vida de estos tres lobos y por qué viven ahí. Aprenderemos a distinguir sus «señas» para diferenciarlo de otros tipos de lobos e incluso podremos llegar a ver cómo se alimentan. Siempre con total respeto, sin molestar a los lobos, ya que estamos en su casa y debemos ser educados.

¿Qué hacen estos lobos aquí?

¿Cómo se llaman?

¿Cómo se alimentan?

¿Quién les cuida?

¿Por qué se llaman así?